Tengo que dejar de leer a Jotacé…

… o seguiré sacando de contexto la más inocente de la promociones:

Ven aquí niño, que te voy a enseñar a p*n*tr*r por la banda

Aunque la verdad es que la extraña sonrisa que le dedica el jugador al pobre chaval no ayuda mucho… ¿y si les disfrazamos de Batman y Robin? Vale, no es culpa de Jotacé, yo ya venía pervertido de fábrica.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.