Lost. De perdidos al río.


Vamos a hacer una entrada… para que luego no diga Albertini que soy un producto de su subconsciente, lo cual me pondría al nivel del personaje de Ed Harris en “Una mente maravillosa” [¬¬]. Pero por suerte o por desgracia, yo soy real.

Esta va sobre la serie Perdidos. Ayer terminé de visionar, por fin, la primera temporada, que llevaba algún tiempo estancada por diversas razones que ahora mismo no explicaré.

Para ser cruel y malvado con los seguidores fanáticos [no peyorativo] de la serie, que no son pocos, diré que me tomaron el pelo en los últimos capítulos y que no supieron finalizarla. Los únicos personajes que se salvan son son el matrimonio coreano, al que deberían de haberles permitido un par de capítulos más sólo para ellos y así demostrar el valor que tienen las cosas realmente importantes en la vida [No me tiren de la lengua que no quiero hacer SPOILER].

Y siguiendo mi ser malvado, si alguien en la sala no ha visto la serie y tiene interés en hacerlo, un pequeño juego. Apunten ustedes al comienzo de cada capítulo quien va a morir [aunque se repitan capítulo a capítulo]. Vean entonces como los últimos apuntes del guión no tienen la emoción de los primeros capítulos y todo parece agarrado con pinzas.

Esperemos que la siguiente temporada pueda darle algo más a esta aventura.

Tags: , .

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: