Escribiendo la carta a los Reyes


Yo desde siempre he sido más de Reyes Magos que de Papá Noel. Sobre todo desde que se ha puesto de moda una costumbre absurda, comercial y poco estética. Me refiero a la manía de colgar a Papá Noel en el balcón de las casas. Mire donde mire siempre hay uno, en apartamentos o en chalets, en mansiones o en chabolas…

papanoelbalcon.jpg

El adorno puede resultar curioso si lo ves una vez, pero si lo ves 400 pues como que ya huele. Es como lo de poner un “Elvis bailón” en el coche: si lo ves en un anuncio mola, pero si luego lo ves en 500 coches pues la originalidad se pierde y quedas como un cateto sin gusto y que ve demasiada televisión.

Bueno, el caso es que prefiero escribir a los Reyes Magos, y este año voy a pedir el fin de las guerras, del hambre y de la paz mundial, y una cosita de nada que me hace mucha falta porque hace poco vendí la mía. ¿Qué quereis? En la última partida de póker perdí un montón de cosas…

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: