Todo no puede salir bien – A Scanner Darkly


Todavía no sé la razón por la cual las salas de cine de culta y limpia no la han exhibido (ni siquiera en el cine de títulos independientes), y después de haber visto la película, me doy cuenta de lo que nos estamos perdiendo en las provincias.

La trama se sitúa en el condado de Orange (CA, USA) dentro de siete años. La lucha contra la droga, ha llegado a ser la primera preocupación de la sociedad a raíz de una nueva droga sintética llamada ‘M’ que causa una gran adicción además de lesiones cerebrales. Keanu Reeves (Bob Arctor / Kent / Bruce) interpreta a un policía secreto que convive con yonquis. El estar infiltrado le lleva a consumir sustancia M, lo que poco a poco le va consumiendo por dentro.

El mayor atractivo de esta película es el hecho de que la imagen ha sido tratada para dar el aspecto de dibujos animados. Lo que crea un efecto ‘solarizado’. La historia es buena, aunque, quizá, un poquito asfixiante en cuanto a la paranoia que se crean los protagonistas. La película tiene momentos muy entretenidos y cómicos.

Robert Downey Jr. (James Barris), está sembrado, al igual que Rory Cochcrane (Charles), que tiene un momentazo enorme, sin embargo el soseras de Keanu Reeves es insoportable.

En definitiva, la película nos muestra cómo la misma persona nos puede empujar con una mano y con la otra auxiliarnos; y también los extraños caminos de la ambición policial. Esta es una película altamente recomendada por McA sección cine.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: