Cartas desde Iwo Jima.


… O como se hace bien una película gastando menos.

Cuando uno se gasta tropocientos millones de doláres en una superproducción como ‘Banderas de nuestros padres’ vas a verla al cine muy a gusto, te lo pasas bien y te das cuenta que te has pasado en la butaca mucho más tiempo del que esperabas (personalmente, con momentos en los que deseabas que terminase la película de una vez).

Luego vas a ver Cartas desde Iwo Jima, de la cual no te esperas tanto, por que la historia de América te suena un poco, al menos por las películas que has visto, pero la historia de Japón…

iwojima.jpg

El caso es que llegas y te dicen que es en japonés con subtitulos y aún asi te arriesgas, por que sabes que en el cine de Zanjas City la entrada vale casi el doble que en Culta y Limpia y hay que aprovechar (que las acciones de McA están algo estancadas y el Poker digamos que no lo practicas mucho). Y resulta que está muy muy bien.

[Spoiler:]

Dos protagonistas:

El general japonés Kuribayashi (Ken Watanabe, ‘El último Samurai’ <- La de Tom Cruise), al que han castigado a Iwo Jima, primer grano sagrado de tierra japonesa del Pacifico, con una tropa de tenientes, capitanes y demás oficiales que van por la isla cada uno con su guerra… y dando la victoria a los americanos gracias a ello (teniendo en cuenta los tópicos de disciplinados, honorables y obedientes de los orientales, parece bastante extraño).

El otro jugador es Saigo, el soldadito que ha sido llamado a filas a defender la patria mientras ve morir a sus compañeros según va dando vueltas por la isla, mientras se salva, escapa y reniega de los oficiales mentados antes (con una ganas de suicidio algo exageradas).

No hay casi flashbacks a otras escenas, las del pasado que son indispensables para entender a los personajes, y del futuro no recuerdo ninguna (en ‘Banderas de nuestros padres’ digamos que se hartaron y ya no daba más de si la batalla).

Y dos frases que impactaron mucho en la película: una, Saigo le promete a su mujer que volverá, que aunque la historia de Saigo no se centra en tanta profundidad, algo de eso hay. Y otra la de Kuribayashi, que dice algo así como: ‘Si solo puedo defender durante un día más esta isla para que mi familia viva en paz sólo un día más, lucharé con todas mis fuerzas ese día más’.

Esto sólo ha sido una nimia pincelada. Disfrutarla en el cine enterita. Merece la pena pagar la entrada, aunque sea en Zanjas City.

One Response to Cartas desde Iwo Jima.

  1. Javi dice:

    La última gran película del maestro Eastwood, que hace honor a su experiencia y sus años.

A %d blogueros les gusta esto: