La Liga de la Justicia de la Antártida


Continuando con esta especie de ciclo ‘supergrupos incomprendidos’ hoy os hablaré de la Justice League Antarctica.

sourcebook.jpg

Eran otros tiempos, a partir de un maquiavélico plan de Darkseid, los superhéroes habían resurgido y decidido montar de nuevo la Liga de la Justicia. Maxwell Lord, un hombre de negocios, un tiburón de Wall Street, se cuela literalmente y se proclama manager del equipo insignia de los metahumanos terrestres. Pronto convirtió a la Liga de la Justicia de América en la Liga de la Justicia Internacional, abriendo embajadas por todo el mundo comunicados por tubos transportadores para mayor y mejor manejo de las crisis. Dos equipos de campo América (Detective Marciano, Blue Beetle, Booster Gold, Guy Gardner, Fuego, Hielo, Mr. Milagro…) y Europa (Capitán Átomo, Enlogated Man, Red Rocket, Metamorfo, Power Girl, Flash, Animal Man…). Es la época del ‘Mua-ja-ja’, los guionistas Giffen y DeMatteis abrieron un camino al buen humor en el mundo superheroico. Una senda que seguiría Marvel con Sensational She-Hulk.

Pues un día se encontraron en la cola del paro los retirados miembros de la Liga de la Injusticia (Mayor Desastre, Gran Señor, Poderoso Bruce, Rey de las Pistas, Rey Reloj y Poderoso Bruce). Vaya qué casualidad, rápidamente encontraron a Multiman, que había conseguido trabajo antes que ellos, a excepción de Bruce que trabajaba en el INEM y deciden que la liga debería volver a las andadas. El grupo, como lo diría yo… es grandioso, es lo más patético que te puedes echar a la cara. A lo que iba, la renacida Liga de la Injusticia decide dar el gran golpe, una cena benéfica en el museo, ricachones y diamantes, premio seguro… llegan al museo y resulta que hay unos terroristas que se les han adelantado, no sólo eso sino que dichos terroristas les toman por superhéroes y se enzarzan en una lucha en donde sorpresa, gana la Liga de la Injusticia. Una luz les llega, como si fueran Earls deciden que a partir de entonces será superhéroes y ofreceran sus servicios a la Liga de la Justicia. Maxwell Lord no da crédito a sus ojos, ya es demasiado desastrosa la JLI como para que haya nuevas incorporaciones que les hagan tocar el fondo del paquetismo.

Solución, darles jurisdicción muy lejos del mundo civilizado. Se funda la Liga de la Justicia de la Antártida.

jlant.jpg

A la antigua Liga de la Injusticia se les incorpora, como si no hubiera bastante G’Nort, el gran Green Lantern. Uno de los mejores personajes de todo el universo DC. Bueno, como grupo no tenían mucho futuro, nadie da un duro por ellos. De hecho su primera y última misión fue el ataque de los híbridos Pingüinos-Pirañas. Todo esto narrado en el Justice League America Annual núm 4 (1991).

Anuncios

One Response to La Liga de la Justicia de la Antártida

  1. daniel says:

    linterna verde tiene q ser un blanco ,osea HAL JORDAN el original ,no lo digo por racista si van a hacer una pelicula tien q ser asi saludosossss

A %d blogueros les gusta esto: