El Butter Gate (Prólogo)


Aprovechando que la CIA anda desclasificando los documentos que tocan, yo voy a destapar la razón de que el blog no se haya actualizado en dos semanas. Estos son documentos muy relevantes sobre un caso que hemos destapado como el Buttergate. Pero dejaremos que nuestro amigo Íker nos presente el prólogo de esta historia.

Ante todo, bajamos la iluminación para ambientar nuestra nave del misterio, bienvenidos a Milenio con Azúcar, soy su humilde servidor. Para meternos en materia os voy a enseñar esta imagen, es un mapa de la Ciudad de Culta y Limpia realizado a mediados del s.XIX.

cultaylimpia.jpg

¿Por qué un mapa tan antiguo? ¿Qué son esas marcas que hemos pintado? Esas aspas rojas, y ese círculo azul, que repito, hemos resaltado nosotros, son localizaciones, son localizaciones un tanto peculiares, que, como veremos más adelante, aún hoy existen. Todo se remonta a principios de s.XIX. Acompáñenos y descubriremos en este día mágico y a bordo de esta nave del misterio, todo el misterio que rodea a estas misteriosas localizaciones…

La guerra de la independencia causó estrasgos a la ciudad de Culta y Limpia, la parte suroeste de la ciudad quedó completamente demolida. Tras el final de la guerra las autoridades civiles, militares y eclesiásticas trazaron un ‘plan de rescate’. Un plan que pretendía solucionar y evitar, o al menos rebajar, las consecuencias de graves contiendas. Se diseñaron cinco búnkeres subterráneos. Estos búnkeres iban destinados a proteger tanto a la población como a los bienes cultaylimpios. Así, según el “Plan de Aprovisionamiento de la Ciudad de Culta y Limpia”, aprobado el 2 de enero de 1821, se establece la situación y función de cada uno de los cinco búnkers. Cada uno se situaría en un punto cardinal de la ciudad. El búnker del norte tendría la función de albergar todo tipo de víveres, el del este estaría el arsenal y los barracones militares, al sur los tesoros, reliquias y el refugio para el clero, en el oeste las medicinas y el hospital. En el centro, debajo de la Plaza Mayor habría un quinto búnker, destinado a las autoridades civiles, militares, la nobleza y en conjunto desde allí se dirigiría la ciudad en caso de litigio. Hay que decir también que todos los búnkeres disponían de espacios destinados al refugio de la población salmantina. Debido a problemas burocráticos el plan no se pudo llevar a cabo hasta que en 1837 se aprueba junto con la Ley de Desamortización, ley planeada para el desarrollo urbano de la ciudad.

catacumbas.jpg

Estos refugios, estas nuevas catacumbas, estan unidos por un complicado sistema de túneles sin más salidas al exterior lo que hace muy difícil, por no decir, casi imposible llegar de uno a otro de forma casual. Así sería bastante improbable que, en caso de que uno de estos refugios o almacenes fuese descubierto, que los otros se encontraran a través de los subterráneos.

Durante la Guerra Civil Española, los túneles fueron utilizados por milicianos del bando republicano. Un episodio bastante olvidado de esta contienda narra cómo, sabedores de que los búnkeres existían y de que estaban siendo ocupados por republicanos, un comando de élite del ejército nacional se adentró en los túneles y los ‘limpió’. Después sellaron los cinco refugios y así quedaron silenciados y sentenciados al olvido.

Hace un año en unas obras de un parking en el centro de la ciudad se descubrió un túnel que conducía a un posible sexto búnker, rápidamente las autoridades locales taparon el asunto llegandose a especular sobre el objeto descubierto llegándose a rumorear que se había descubierto un fósil de dinosaurio. ¿Con qué propósito existía este búnker? ¿Por qué nada más descubrirse se tapo tan apresuradamente el asunto? ¿Por qué este descubrimiento que normalmente obtendría gran repercusión entre historiadores y arqueólogos ha pasado tan desapercibido y casi es tratado como una mera anécdota? ¿Qué se esconde en ese sexto búnker? Sólo el tiempo lo dirá. Mientras tanto devolvemos la conexión a Albertini.

Bien, gracias Íker. Una vez que sabéis la historia de los búnkeres, os voy a contar la historia del sexto búnker, pero me temo que esa historia tendrá que esperar a otro día. Más exactamente al sábado. Donde narraremos el primer capítulo de esta historia.

Anuncios

Acerca de Albertini
Auxiliar de enfermería, monitor de tiempo libre, barítono, teatrero y ante todo friki. Me considero un blogger muy activo ya que escribo y

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: