De polis y cacos


Este verano me está resultando bastante aburrido en lo que a series televisivas se refiere. Me gustan mucho las series de misterio e intriga, sobre todo las policiacas, pero me estoy sintiendo decepcionado con algunas de ellas. Hagamos un repaso:

– Perdidos: resulta que este 15 de Agosto La 2 comenzará a emitir nuevos capítulos de la tercera temporada (chachi), pero antes repondrá la segunda temporada (mecachis) así que ha esperar hasta septiembre.

– CSI: otros que me harán esperar hasta septiembre. Esta es mi serie policiaca favorita, la temporada anterior fue redonda, y los primeros capítulos de la 7ª temporada parecen ya la cuadratura del círculo. De momento me conformaré por ver sus hermanas pequeñas, Miami y NY.

– CSI: Miami: la última temporada me decepcionó bastante, pero esta me está produciendo total indiferencia. Últimamente es: aparece cadáver > los CSIs investigan asesinato > resulta que el difunto estaba implicado en algo gordo (mafia, terrorismo, drogas…) así que Super-Horatio se pone las gafas de sol y sale a librar al mundo de otro 11-S o a desarticular un banda internacional de trata de blancas mientras sus pipiolos resuelven el asesinato. Vamos, que ya paso de esta serie.

– CSI: NY: otra que tal baila. La tercera temporada me está resultando totalmente absurda. Los capítulos no logran engancharte, no crean una atmosfera de misterio, y hay capítulos que me parecen ridículos. Parecen más bien un artículo del Cosmopolitan en el que te enteras qué está de moda en la Gran Manzana y qué no. Y hay que mencionar que meten muchísima publicidad en la serie (sobre todo del I-pod) y mucho escaparate de famoso (Nelly Furtado, la cantante hizo de mangui en un capítulo). Otra serie que se ha hecho prescindible para mi.

De modo que he tenido que emigrar y salir de mis series de costumbres para encontrar algo que me tenga entretenido en esta sequía televisiva, y he encontrado una serie que lo ha conseguido: The Closer.

closer.jpg

The Closer es una serie policiaca protagonizada por Brenda Johnson, que es la subjefa de una división de la policía de Los Ángeles encargada de investigar crímenes especialmente complicados y compremetedores. Así que por lo general Brenda llega al escenario del crimen, reparte las tareas entre su equipo y después de la investigación, encierra al sospechoso en el interrogatorio para hacerle confesar hasta la última palabra.

Vale, suena muy típico y nada original, pero os aseguro que The Closer está muy bien hecha, con casos intrigantes y elaborados, con personajes bien definidos, creíbles y los casos están tratados con naturalidad y a veces con ironía. La protanista podría parecer un clon de Erin Brockovich, pero es desordenada, golosa, inteligente y que tiene que lidiar con un grupo de personas que la consideran una jefa mandona y exigente.

En todo caso yo estoy encantado con la primera temporada y tengo la segunda a punto de caramelo, así que tendré a Brenda todo agosto hasta que vuelvan las series de septiembre. Una sugerencia para los que no sepan que ver en verano y estén a punto de engancharse al “Nadie es Perfecto”.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: