De todo hay en la viña del Señor


Entonces dice a sus discípulos: “La mies es mucha y los obreros son pocos. Rogad, pues, al Dueño de la mies que envíe obreros a su mies”
Mt 9, 37-38

El día en el que este fue enviado, sin duda, el Dueño estaba de vacaciones.

Este es Nezareth Casti Rey, el niño predicador.

Acerca de Albertini
Auxiliar de enfermería, monitor de tiempo libre, barítono, teatrero y ante todo friki. Me considero un blogger muy activo ya que escribo y

One Response to De todo hay en la viña del Señor

  1. A mi este niño me da miedo, por lo visto ahora le está empezando a cambiar la voz y los gorgoritos deben parecer puras posesiones celestiales.

A %d blogueros les gusta esto: