A los hijos de Julián Lanzarote


lanzarotefascistawc0

Ya sabeis que no suelo meterme en política. No me gusta nada, pero he de admitir que estoy de este alcalde hasta los mismísimos. Por déspota y chulesco. La última, cambiar sin ningún tipo de consenso la nomenclatura y numeración de vías importantes situadas en el Barrio Garrido, enclavamiento del Corte Inglés que hoy abre sus puertas.

A continuación reproduzco una carta que envío un amigo mío, funcionario, al diario Tribuna de Salamanca.

A LOS HIJOS DE JULIÁN LANZAROTE

No sé si existís y en ese caso cuántos sois, pero por una cuestión retórica supondré que sois un par de nenes; no sé ni tan siquiera si Julián está casado. Pero para escribir mi carta, chicos, necesito inventaros. Y todo esto para pediros que os dirijáis a vuestro papá y de mi parte le hagáis una serie de preguntas e indicaciones pues a sus hijos seguro que les escucha; a mí, habitante de la ciudad de Salamanca, por supuesto no.

Queridos imberbes, yo soy uno de los afectados por el cambio de nombre de una serie de calles de nuestra ciudad, cuestión propuesta por vuestro padre y posteriormente aprobada por el pleno municipal con los votos de papá y sus pupilos.

Antes de seguir permitidme deciros que me considero políticamente una persona de derechas, ¿que qué es eso?, bueno pues entre otras cosas yo diría que es, dentro de unos límites, confiar en la iniciativa privada, en la libertad individual, en la no planificación por parte de la administración de todo lo que los administrados puedan planificar por su cuenta, considerar la humanidad del individuo como un valor intocable y basarla en principios denominados tradicionales; yo, más bien los considero principios cristianos, por cierto, también soy cristiano. Y por supuesto ser de derechas, al igual que ser de izquierdas, significa que piense como se piense se hace dentro de unas reglas de juego: la Democracia. ¿Que qué es la Democracia?, poned atención en esto porque papi no lo sabe bien y me interesa como salmantino que se lo expliquéis vosotros a él. A ver, con que le dijeseis que la Democracia es lo contrario a la dictadura o al fascismo, bastaría. Pues él sabe muy bien qué significan estos dos últimos conceptos. Pero me permitiré transmitiros algunas otras nociones: Democracia es respeto al que piensa distinto, es poner el poder en manos de todos, es nombrar representantes del pueblo para que les sirvan a cambio de un sueldo, un representante democrático no crea problemas donde no los hay, da razones para tomar decisiones que contrarían a una parte de los gobernados . . . Bueno, como necesito inventaros pequeñitos ya os digo que a medida que pase el tiempo vuestros conocimientos en Democracia irán aumentando pues con la edad os alejaréis de la influencia paterna.

Os pido, amiguitos, que les trasladéis algunas preguntas a papá en relación al asunto de las calles:
¿por qué insistir en una medida que se le ha indicado afecta negativamente a los interesados? ¿no es mejor proponer y si no se acepta, eliminar la propuesta ya que la misma no es vital para la supervivencia de la ciudad? ¿por qué le afecta tanto que sus ocurrencias no gusten a parte de quienes pagamos su sueldo? ¿si realmente hay razones para alargar calles de personas o grupos de personas que se han destacado por su buen hacer con Salamanca y, visto que esto molesta, no hubiera sido mejor dedicar a esa gente alguna de las muchas glorietas que últimamente se han instalado en la ciudad o ponerles algún monumento en cualquier parte de Salamanca?, ¿habría afectado negativamente a alguien una glorieta con el nombre de “dedicada a Mª Auxiliadora”?

Un pupilo de papá ha dicho que anteriormente se han cambiado no sé cuántos nombres de calles y no pasó nada. Bien, el pueblo fue soberano y si no les molestó y había motivos para el cambio de nombre, bienvenidos fueron. Pero nenes, es que en este caso, quizás el único en la historia de la ciudad de Salamanca, el cambio del nombre a unas calles no ha gustado a los afectados, y como el pueblo sigue siendo soberano ¿por qué no tenerlos en cuenta?
Como veis, chicos, papá no ha actuado democráticamente, pero ni ahora ni tantas veces que ya en Salamanca cada salida fascista de padre tiene nombre propio: Julianadas.

No sé si papá os responderá y si sus respuestas serán o no “fachas” pero lo que sí os digo es que os avergonzaréis de él cuando seáis mayores porque papi sí que va a tener un lugar en la ciudad de Salamanca. Sí, será en la Plaza Mayor, en un medallón creado para la ocasión, sí, uno al lado, muy pegadito, al de su mentor, su generalísimo, su caudillo, Francisco Franco. Pues sí, señor de Bahamontes, su obra tiene continuación en Salamanca solo que está mucho más gordo que usted y tiene mostacho de morsa.

Un beso chicos ficticios, espero vuestra respuesta en este mismo periódico; respuesta que papá debería haber dado en sede municipal. ¡Ah claro, es que él es “facha”!

Acerca de Albertini
Auxiliar de enfermería, monitor de tiempo libre, barítono, teatrero y ante todo friki. Me considero un blogger muy activo ya que escribo y

One Response to A los hijos de Julián Lanzarote

  1. Jorge dice:

    LANZAROTE FASCISTA

    TE VA A VOTAR TU PUTA MADRE

A %d blogueros les gusta esto: