Colocando las estanterías

Debo tener aproximadamente en torno a los dos mil comics. Cosa relativamente fácil de conseguir, es decir, sigue varias colecciones al mes desde hace bastante más de diez años y a poco te encontrarás con colecciones de doscientos números. Es una cantidad tal que es un problema completo colocarlo. De hecho yo no tengo donde hacerlo. Si tuviese piso propio quizás sí, pero limitando mi espacio a poco más que una habitación a medias con mi hermano, pues mal vamos.

Así que he cogido todo el cómic que tengo, tanto manga, europeo como americano y he tomado una serie de medidas.

  1. Fuera las “grapas”. todo aquel comicbook que haya pasado por mis manos ha acabado almacenado/apilado en uno de los armarios de mi habitación. Además, hace años que no compro ni una sola grapa, dedicando mi presupuesto comiquero a tomos
  2. Los tomitos finos (de 48 paginas) así como algunos coleccionables han sido destinados a las estanterías del armario empotrado de mi habitación
  3. El manga también ha tenido el mismo destino
  4. El resto será el afortunado de estar a la luz pública

Y se hizo la habitación.
Leer más de esta entrada