De todo hay en la viña del Señor

Entonces dice a sus discípulos: “La mies es mucha y los obreros son pocos. Rogad, pues, al Dueño de la mies que envíe obreros a su mies”
Mt 9, 37-38

El día en el que este fue enviado, sin duda, el Dueño estaba de vacaciones.

Este es Nezareth Casti Rey, el niño predicador.

Anuncios